Cabina de fuerza de gran capacidad

La cabina de fuerza es un armario de gran capacidad que permite alojar equipos de radio y de transmisión, así como el cuadro AC, el sistema de energía DC, las baterías de resguardo y los sistemas de alarma necesarios. Además incluye sistemas de climatización que permiten mantener la temperatura adecuada para el correcto funcionamiento de los equipos y alargar la vida útil de las baterías.  

Esta cabina de fuerza de gran capacidad se diferencia de otras cabinas de fuerza en que el cuadro eléctrico AC y la distribución de DC de equipos exteriores, al que se conectan las antenas activas 5G y RRUs, está ubicado en el interior del lateral izquierdo de la cabina.  

Configuración de la cabina de fuerza 

Con unas dimensiones de 1995 altura x 800 ancho x 700mm de fondo, la estructura de la cabina está fabricada en acero galvanizado formando un monocuerpo robusto y completamente estanco (grado de protección IP65) gracias al sistema de doble pared.  

Cuenta con espacio para instalar equipos de telecomunicaciones de 12U y espacio aislado para albergar baterías. 

Sistema de climatización de cabinas  

La cabina de fuerza cuenta con dos zonas térmicas diferenciadas: zona de equipos y zona de baterías.  

La zona de equipos se encuentra en la parte superior del armario de fuerza. Esta zona cuenta con un sistema de extracción de aire caliente mediante ventilación forzada para evacuar el calor disipado por los equipos de telecomunicaciones. La unidad de ventilación está controlada por un termostato que regula la velocidad en función de la temperatura de consigna y de la temperatura interior de la cabina de telecomunicaciones.  

Cuenta con dos ventiladores, uno en el sobre-techo y otro en el fondo del armario, en la parte trasera. Este sistema está conectado mediante alarmas que detectan si hay altas temperaturas 

La zona de baterías es un recinto separado, denominado Battcareestá ubicado en la parte inferior de la cabina. Este recinto cuenta con aislamiento térmico y con acondicionador termoeléctrico en la puerta de la cabina, opcional. El acondicionador incorpora una electrónica de control que actúa a modo de termostato electrónico para mantener la temperatura por debajo de la temperatura de consigna en el interior del recinto de baterías.  

Este termostato se instala encima del acondicionador y mediante un sensor de temperatura tipo NTC se encarga de medir la temperatura en la zona en la que se produce la refrigeración para poder efectuar la regulación correspondiente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *